Los 7 Chakras a trabajar en coaching

Esquema de los 7 Chakras del cuerpo humano


Los Chakras son puntos estratégicos de nuestro cuerpo que generan, absorben, canalizan y transforman la energía. La palabra “Chakra” quiere decir “rueda” en sánscrito: porque alrededor de cada punto gira la fuerza energética universal, son “remolinos de energía cósmica”.

El concepto se originó, como muchos otros similares, dentro de la filosofía oriental hace miles de años; desde tiempos remotos se ha considerado que en el organismo existen ciertos núcleos fortalecedores donde se intercambian mayores niveles dinámicos de poder.

Uno de los cometidos del coaching es revitalizar nuestro cuerpo y desarrollar el espíritu mediante estos núcleos de luz. Nuestro equilibrio físico,mental y espiritual depende en gran medida del buen funcionamiento de estas áreas vitales. Tener equilibrados estos puntos significa que la energía fluye libremente por ellos y estamos sanos y vitales. Si alguno de ellos está bloqueado,puede implicar falta de salud,debilidad,resistencia psíquica,escasa claridad mental,síntomas físicos anómalos,etc… Por regla general,es harto complicado mantener todos estos centros armonizados. Normalmente, tenemos parte de ellos-o incluso todos-bloqueados, lo que dificulta bastante el bienestar general del organismo.

El primer paso es entender que somos como imanes que atraemos, repelemos y transformamos los recursos de energía que existen a nuestro alrededor. Un trabajo de este tipo,una vez más, requiere de constancia y paciencia. No es fácil desbloquear tensiones y tanta energía acumulada cerrada desde hace probablemente muchos años en cada una de las personas.

Existen 7 núcleos principales en nuestro cuerpo que están unidos por un canal energético que corre a lo largo de toda la espina dorsal. Cada uno de ellos queda asociado a un punto de acupuntura tradicional próximo y a una glándula endocrina importante. La filosofía ancestral también ha asociado un elemento natural, un color y un símbolo ideográfico en forma de flor de loto a cada punto.

Los 7 Chakras representan cualidades sólidas de cada ser humano que completan las principales facetas de su personalidad. Siempre se ha considerado que dentro de ciertas partes del cuerpo se originan fuerzas desencadenantes de comportamientos, actitudes y facultades específicas que forjan notablemente el carácter de una persona.La buena o mala apreciación de las cualidades humanas responde a los mecanismos de trabajo,óptimos o perjudiciales,de estas partes del cuerpo. De ahí que una de las ideas básicas de la filosofía ancestral oriental trasladada a Occidente es sanar todos los Chakras para alcanzar la paz espiritual y la salud eterna.

*Chakra Muladhara* (Raíz,Fundamento)

Está situado en el perineo,entre el ano y los genitales.Es un punto relacionado con la pasión,la fuerza vital,la seguridad,el instinto y la resistencia física.Está asociado a las glándulas corticoadrenales o suprarrenales.Su elemento natural vinculado es la Tierra y se representa con la flor de loto de color rojo.Abierto expresa fortaleza,supervivencia y alegría por vivir;cerrado implica desgana,carácter endeble y desmotivación general.


*Chakra Swadhisthana* (Dulzura)

Está situado en el pubis,cerca del ombligo.Es el punto de la generosidad,las relaciones sociales,la entrega receptiva,la capacidad de dar y recibir afecto.Está asociado íntimamente a las gónadas y glándulas sexuales.Su elemento natural es el Agua y su símbolo es la flor de loto de color naranja.Abierto expresa buena energía sexual,emociones positivas y altruismo;cerrado es egoísmo,soberbia,desconfianza y bloqueos sexuales.


*Chakra Manipura* (Gema Brillante)

Está situado en el plexo solar,que es lo que comúnmente llamamos “boca del estómago”.Refleja la autoconfianza,el ego,el poder personal,el conocimiento individual.Su glándula vinculada es el páncreas.El elemento natural es el Fuego y la ideografía indicada  es la flor de loto de color amarillo.Abierto significa correcto nivel de autoestima,autocontrol y libertad propia;cerrado es inseguridad,rechazo individual y dependencia emocional.


*Chakra Anahata* (Intacto)

Situado en el pecho,a la altura del corazón.Es el área de las emociones,el amor,la compasión y la solidaridad.Queda asociado al corazón y al timo.Su elemento natural es el Aire y su color es el verde.Abierto denota que la persona es afectuosa,tierna y empática;cerrado implica que estamos ante una persona intransigente,aislada y poco dada a mostrar sus sentimientos.


*Chakra Vishuddha* (Purificación)

Ubicado en la garganta.Se refiere a la comunicación,la autoexpresión y al diálogo espiritual y la creatividad.Su glándula vinculada es la tiroides.El elemento natural es el Sonido,el Éter y queda asociado al color azul.Abierto da lugar a personas expresivas,creativas y autónomas;si está bloqueado, ocasiona caracteres incomunicativos,reservados y con poca libertad responsable.


*Chakra Ajna* (Saber,Percibir)

Está situado en el entrecejo,lo que denominamos comúnmente “Tercer Ojo”.Aquí se desarrollan capacidades mentales como la intuición,imaginación,creatividad y clarividencia.La glándula que trabaja es la pituitaria.El elemento es la propia Luz y su color es el índigo.Si lo tenemos abierto,poseemos ideas creativas,agudeza mental y percepción extrasensorial;estando cerrado adolecemos de vacío ideológico,delirios mentales,poco sentido práctico de la vida y falta de entendimiento.


*Chakra Sahasrara* (Multiplicado por Mil)

Queda ubicado en la parte superior de la cabeza o coronilla.Es el principal punto de energía,ya que es el que controla a todos los demás.Su función es crear un canal total de integridad,un sentido Superior trascendental de conexión con el mundo.La glándula que rige el sistema es la pineal.El elemento gobernante es el Espacio o el conjunto integrador de todos los elementos posibles.Su color específico es el violeta.Tener abierto este Chakra es esencial,porque significaría que hemos alcanzado la máxima expresión como entes conectados al Universo,el equilibrio perfecto,la esencia espiritual principal.Y lo más importante,al representar el eje clave de gobierno,significaría que los demás Chakras están bien orientados y que hemos alcanzado el culmen de la armonía.Al tenerlo cerrado,reflejaríamos poco o nulo sentido vital y daría fe de que el resto de núcleos no marchan bien,por lo que manifestaríamos un desequilibrio de fuerzas desvinculado de nuestra esencia natural y de lo que proyectamos a los demás en el exterior.

5 minutos para tí: crea tu futuro.

pasado Aunque la ciencia está dando pasos agigantados que desmontan todo lo que hasta ahora se conoce de la línea del tiempo (física cuántica), las mayoría de personas tenemos una serie de creencias, valores, formas de comportarnos y expectativas que se basan en las experiencias del pasado y que han moldeado nuestra “actual” forma de ser.

Si decimos que una persona es aquéllo que “cree ser”  muchos dudarán. Si decimos que una persona puede ser aquéllo que “quiere ser” otros muchas dudarán. Bien, para todos ellos, fin del post. No pretendemos convencer a nadie.

M me decía que es un inútil porque todo el mundo le ha considerado siempre así. P cree que es una mujer que solo merece la atención de un hombre hasta llegar al orgasmo, porque las experiencias que ha tenido así siempre han sido así. R se considera a si mismo como una persona que no merece ser amada, porque sus relaciones nunca han funcionado. K tiene 70 años y se considera hecho un chaval porque se comporta como tal, y sin embargo S, con 50 años, se considera acabado porque se comporta como tal.

Las circunstancias influyen, pero que condicionen nuestra propia felicidad, nuestra actitud hacia la vida, o nuestra forma de comportarnos cimages-3on nosotros mismos y con los demás, eso es algo que solo depende de nosotros.

Los que hayais llegado a esta línea, bien por curiosidad o bien por que estais de acuerdo en que somos aquéllo que creemos y podemos ser aquéllo que queremos, seguramente habeis oído hablar del poder de la atracción.

La mochila de nuestra experiencia pasada puede llegar a pesar mucho. Te propongo un trato: quítate la mochila un ratito (siempre estás a tiempo de recuperarla). Siéntate en un lugar tranquilo, mejor en contacto con la naturaleza (si no puedes mira hacia el cielo, el mar, la montaña o sitúate al lado de algún árbol o jardín). Respira hondo e intenta aparcar problemas y preocupaciones por un momento.

Si has llegado hasta aquí, piensa ahora en que eres una persona viva y libre y que tu ser está conectado a todo cuánto te rodea. Tú influyes en lo que te rodea igual que lo que te rodea influye en tí. Igual que tú no puedes condicionar todo lo que te rodea, no permitas que timages-2odo lo que te rodea te condicione a tí. Aparta de tí durante un rato, cualquier creencia o exigencia hacia tí misma o hacia los demás.

Repítete: “soy una persona viva y libre. Las experiencias que voy a vivir dependen en gran medida de lo que yo quiera” “si quiero amar, amaré y si quiero ser amada, permito serlo” “si quimages-4iero vivir experiencias positivas, pienso en ellas y hago aquéllo que está en mi mano para vivirlas” “No importa cómo me consideren otras personas, solo importa lo que yo crea de mí, y creo que mi futuro depende de aquéllo en lo que me focalice en el presente”. “El universo va a abrirme puertas donde antes solo veía paredes, y es mi decisión atravesar las puertas o no”. “No hay excusas. No hay frustración. Hay voluntad de ser y comportamientos para serlo”.

Recoge tu mochila si crees que debes hacerlo, y si no, hazle una foto para no olvidar el aprendizaje conseguido de tu experiencia y sigue tu camino solo con la foto que pesa menos que la mochila. Ahora no solo estás viva y eres libre sino que además te puedes comportar como tal.  Da gracias al universo por ello. Céntrate en tus deseos, disfruta del día y de todo lo bueno que vas a ir experimentando.  Que tengas un bonito día. Nada es imposible.

Namasté.

 

 

 

 

 

La gestión del tiempo desde una perspectiva Kaizen.

kaizenEl tiempo es un recurso valioso, estratégico. Es uno de los recursos más escasos tanto para las personas como para cualquier organización, y sin embargo, a pesar de ello, sigue siendo uno de los recursos que se desperdician con más frecuencia. Solamente ejerciendo control sobre este recurso valioso se pueden poner en marcha las tareas que nos permiten conseguir nuestros objetivos y metas tanto a nivel personal como organizacional.

El tiempo es el único activo irrecuperable: cuando se utiliza, se gasta, y nunca más vuelve a estar disponible. Muchos otros activos son recuperables y pueden utilizarse en algún propósito alternativo si su primer uso no resulta satisfactorio; pero con el tiempo no se puede hacer lo mismo.

A pesar de que este recurso es extremadamente crítico y valioso, es quizás al que prestamos menor atención, puesto que no lo asociamos a recursos económicos, no es tangibe y parece ser gratis. Considerar el tiempo como un activo administrable es fundamental para introducir aquellos cambios personales u organizativos que inciden directamente en la consecución de nuestros objetivos. En el área organizacional, el Kaizen trata el tiempo como un recurso valiosísimo. También es aplicable en psicología.

La utilización ineficiente del tiempo da como resultado el estancamiento:

  • En las empresas, Los materiales, los productos, la información y los documentos permanecen en un lugar sin agregar valor alguno. En el área de producción, el desperdicio temporal toma la forma de inventario. En el trabajo de oficina, esto sucede cuando un documento o segmento de información permanece en un escritorio o dentro de un computador esperando una decisión o una firma. Todo estancamiento produce despilfarro. Los desperdicios (muda) conducen invariablemente a la pérdida de tiempo, por eso el lugar de trabajo (gemba) debe estar siempre ordenado.
  • Para las personas, una mala gestión del tiempo produce procrastinación. Dedicar mucho tiempo a tareas o actividades improductivas, y aplazar para más tarde, las tareas y actividades productivas. En muchas ocasiones, esta pérdida de tiempo, y los pensamientos de ineficacia cuando se sabe que se tienen que abordar tareas relevantes, pueden producir bajada de autoestima, fatiga, ansiedad y estrés.

El tiempo es un activo que con frecuencia se desprecia. Si se dilapida pone en peligro el mejor de los planes; si se utiliza cuidadosamente hace que la administración sea más efectiva y menos inquietante. El tiempo es irrecuperable: una vez que el tiempo se ha gastado, nadie tiene una segunda oportunidad para usarlo.

Si concebiéramos el paso del tiempo, otorgándole el mismo valor que si nos dejáramos una luz de casa encendida, o un grifo de agua permanentemente abierto, seríamos más conscientes del valor que tiene el tiempo.

La eliminación de los tiempos muertos que no agregan valor, aumentan la capacidad de lograr incrementos sustanciales, tanto en eficiencia como en satisfacción (propia y del cliente). Por cuanto no tiene costo alguno, la eliminación del muda es una de las formas más fáciles que tienen las empresas y las personas para mejorar sus operaciones.

Todo lo que tenemos que hacer es observar y registrar en qué invertimos el tiempo. Reconocer el “muda” o tiempos muertos o improductivos, y emprender los pasos necesarios para su eliminación. El tiempo también puede ser administrado para darle un uso óptimo, en la misma forma que se maneja el dinero, el suministro eléctrico, el gas o el agua.

En síntesis, el método Kaizen debe contemplar:

  • En las empresas: una visión sistémica de la empresa que participe activamente en los procesos productivos, y en la planificación comercial y financiera. Esto implica apelar a diversas estrategias de ingeniería donde la gestión estadística y el uso de las herramientas informáticas permitar aumentar y dar flexibilidad a la capacidad productiva.
  • En las personas: una implicación y control sobre la propia vida y las actividades que desarrollamos, y en la eficacia y eficiencia de éstas en la consecución de nuestros objetivos y metas.

Pequeños cambios tienen grandes consecuencias.

Disfruta del éxito: convierte tus deseos en objetivos

deseosLas cosas no se consiguen por arte de magia o gracias a la suerte, al menos en el 99,99% de los casos. Uno puede desear algo con todas sus fuerzas pero si no pone los medios para conseguirlo nunca lo alcanzará, Ahí estriba la diferencia entre deseo y objetivos. El deseo está ahí, en el mundo de las ideas, pero sólo es alcanzable cuando se convierte en un objetivo y se trabaja para conseguirlo. Parece algo obvio, pero el día a día está lleno de casos en los que las personas confundimos los deseos con los objetivos. Veamos algunos ejemplos.

Mi vecino Luis desea llevarse mejor con los demás. Le gusta pasar el tiempo con otros vecinos, y como es tímido, se siente más sociable cuando bebe. Por ello, se pasa el día en los bares tomando cervezas junto a los vecinos que pasan por el bar en uno u otro momento del día, pero él siempre está. Cuando llega la noche su mujer se enfada con él por su ebrio estado. Los vecinos que comparten cervezas con él, critican a sus espaldas su “mal beber”, aunque se compadecen de “su problema con el alcohol”.  Paradojas de la vida, Luis desea sociabilizarse pero no hace otra cosa sino beber para conseguir su objetivo.

Juan tiene el firme deseo de dejar de fumar. El deseo es firme porque desea dejar el tabaco desde hace más de 20 años. En una ocasión lo consiguió, y como vio que era fácil volvió a fumar. Hoy, a pesar de la intensidad del deseo, Juan no ha convertido su deseo en un objetivo, por tanto no hace nada más que seguir deseando. (lo tengo que dejar!).

A inma le sobran 20 kilos. No es una cuestión de estética sino de salud. Desea perder peso con tantas fuerzas que ha hecho 30 dietas, incumpliendo todas ellas, por supuesto. Inma parece tener un problema de mantener su deseo como objetivo por el que hay que esforzarse con tesón.

Raquel desea aprender inglés con toda su alma porque eso le abrirá puertas laborales. Sin embargo, no se ha apuntado a ningún curso, ni ha pensado en ninguna actividad que le permita aprender el idioma. Su deseo no se ha convertido en objetivo.

La empresa SaludPan desea incrementar las ventas mediante su página web. Sin embargo, no lo ha convertido en objetivo a planificar, ni considera la posibilidad de hacer nada para aumentar las ventas por web. Su deseo no está acompañado de una planificación por objetivos.

Son sólo algunos ejemplos de que algo tan obvio no es, ni mucho menos, tan frecuente. Hemos de recordar que para conseguir el éxito no es suficiente con desearlo, sino que es necesario convertir el deseo en un objetivo, y hacer cosas, con voluntad y tesón, para conseguirlo.   ¿Y tú?, ¿ya has convertido tus deseos en objetivos?.